La Biodiversidad y el Equilibrio Ecológico


La Biodiversidad

La biodiversidad o diversidad biológica es, según el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica, el término por el que se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que la conforman, resultado de miles de millones de años de evolución según procesos naturales y también de la influencia creciente de las actividades del ser humano. La biodiversidad comprende igualmente la variedad de ecosistemas y las diferencias genéticas dentro de cada especie (diversidad genética) que permiten la combinación de múltiples formas de vida, y cuyas mutuas interacciones con el resto del entorno fundamentan el sustento de la vida sobre el mundo.

La biodiversidad para la alimentación y la agricultura es uno de los recursos más importantes del planeta. Los cultivos, el ganado, los organismos acuáticos, los bosques de árboles, los microorganismos, los invertebrados……Miles de especies y su variabilidad genética conforman la biodiversidad de los ecosistemas de los que dependen la alimentación y la producción agrícola del mundo.

Tanto los insectos que polinizan las plantas, las bacterias microscópicas, las diferentes razas de ganado, como los miles de variedades de cultivos que sostienen la seguridad alimentaria en todo el mundo. Durante miles de años, la humanidad ha utilizado, desarrollado y dependido de la biodiversidad para ejercer la agricultura y procurarse alimentos.

Miles de especies interconectadas constituyen una red vital de biodiversidad en los ecosistemas. Con la erosión de la biodiversidad, la humanidad pierde el potencial para adaptar los ecosistemas a nuevos desafíos, como el crecimiento demográfico y el cambio climático. Alcanzar la seguridad alimentaria para todos esta intrínsecamente vinculado al mantenimiento de biodiversidad.

La biodiversidad o diversidad biológica es la variedad de formas de vida en el planeta, incluyendo: los ecosistemas terrestres, y acuáticos. Los complejos ecológicos de los que forman parte, más allá de la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y los ecosistemas.

Actualmente no se sabe con certeza el número total de especies que existen en la Tierra. Los científicos creen que puede haber más de 30millones, sin embargo solo se han clasificado más de 2 millones.

La Cumbre de la Tierra celebrada por la Organización de las Naciones Unidas en Río de Janeiro en 1992 reconoció la necesidad mundial de conciliar la preservación futura de la biodiversidad con el progreso humano según criterios de sostenibilidad o sustentabilidad promulgados en el Convenio internacional sobre la Diversidad Biológica que fue aprobado en Nairobi el 22 de mayo de 1994, fecha posteriormente declarada por la Asamblea General de la ONU como Día Internacional de la Biodiversidad.

El Equilibrio Ecológico

El equilibrio ecológico se produce cuando hay armonía y estabilidad entre los seres vivos y el medio en el que habitan. Pero el ser humano, a través de la relación que establece con el medio ambiente, influye de forma beneficiosa o perjudicial sobre el mantenimiento de ese equilibro que es tan necesario para la vida de las especies animales y vegetales.

¿Qué factores afectan al equilibrio ecológico?

Algunos de los factores que influyen en el equilibrio ecológico son los siguientes:

– El enorme crecimiento a nivel tecnológico e industrial de la sociedad ha conllevado graves deterioros sobre recursos renovables naturales como pueden ser el agua, la flora o la fauna.

-La deforestación supone la desaparición de especies animales y vegetales.

-La contaminación produce la desaparición de los hábitats naturales de muchas especies.

Es responsabilidad nuestra el concienciarnos ante la necesidad de proteger nuestro entorno y los recursos naturales, para convivir sin abusar de ellos. A veces, un vídeo o una imagen pueden ayudarnos a comprender mejor cómo estamos actuando sobre los recursos naturales.

Oxfam Intermón apuesta por la comercialización de productos de Comercio Justo y, con ello, está promoviendo activamente mejores prácticas medioambientales, así como la aplicación de métodos de producción responsable por parte de los agricultores y agricultoras.

Home es el título del documental que el fotógrafo francés Yann Arthus-Bertrand dirigió en 2009, para reflejar la biodiversidad de nuestro planeta y cómo nuestras actividades contribuyen a romper el equilibrio ecológico. Puedes acceder a la parte sobre la destrucción del equilibrio ecológico en este vídeo de YouTube.

Este tipo de comercio no sólo se aleja del tradicional porque es solidario y justo y contribuye a mejorar la vida de familias y comunidades, sino que también implica:

Practicar una agricultura ecológica. 

El uso de materias primas sostenibles.

“Comprar productos ecológicos y de comercio justo es dar beneficio a muchas familias y, al mismo tiempo, inviertes en tu salud, porque se trata de productos más sanos y naturales, sin aditivos ni agrotóxicos”

Es posible comer de forma saludable con alimentos 100% naturales si escogemos aquellos productos avalados por el sello del comercio justo, que carecen de productos químicos, aditivos, aromas artificiales o lecitina de soja.

El equilibrio ecológico es delicado. Y nuestros hábitos del día a día pueden influir en él, por lo que hay que actuar cuanto antes para aprender dinámicas que protejan ese equilibrio y nos ayuden a vivir en un planeta más sostenible.